Saltar al contenido
quitarpiojos.info

Mitos sobre los piojos

La infestación por piojos es un problema común y habitual en el mundo actual, aproximadamente el 27 por ciento de los niños padecerán pediculosis a lo largo del curso escolar. Es por este motivo que a lo largo del tiempo se han ido generando falsos mitos, es bueno desenmascarar estos mitos y poner blanco sobre negro en este tema, ya que nos ayudara a la prevención de la pediculosis y la eliminación de piojos y liendres si sufriéramos una infestación.

Aquí dejamos un ranking con los mitos más populares sobre piojos y su veracidad

1. La falta de higiene facilita su reproducción

Falso. Los piojos son muy resistentes tanto a la temperatura (-30° a 50°) como a los compuestos del shampoo, por lo que la limpieza en ese sentido no les afecta. Si debemos tener cuidado y lavar la ropa de cama, toallas, almohadones, etc una vez que hemos tenido piojos en nuestra familia, ya que si permanecen en estos artículos pueden sobrevivir varios días alojados ahí y luego contagiarte.

2. Los piojos son estacionales

Falso. La mayor cantidad de casos de pediculosis, coincide con la temporada escolar porque es en esta situación donde se da un mayor contacto entre niños y se producen los contagios.

3. Si has tenido piojos, te pica la cabeza aunque ya no los tengas

Verdadero. Esto puede afectarnos desde unos pocos días hasta meses, es producto de una reacción alérgica que puede deberse a los mismos piojos o al tratamiento que hayamos utilizado para eliminar los piojos y liendres. No se da en todas las personas.

4. Los piojos se detectan de forma inmediata

Falso. No todas las personas sienten los síntomas de forma inmediata, el sistema inmune puede demorar hasta un mes y medio en detectar las secreciones de los piojos. En este lapso las hembras de piojos habrán puesto entre 5 y 10 liendres por cada día. :O

5. Los piojos saltan de una cabeza a otra

Falso. Los piojos no tienen la capacidad de volar, tan siquiera de saltar. En cambio caminan de un manera muy veloz y pasan de una cabeza a otra a través del contacto directo, esta es la mayor fuente de contagio.

6. Si tienes el pelo largo, tienes más posibilidades de infectarte

Verdadero. Si bien a los piojos no les atrae el pelo largo en sí, por lo general los niños con el pelo largo tienen más probabilidades de tener contacto directo con otros niños y esto favorece el contagio. Lo mejor es llevar el pelo recogido cuando se tiene el pelo largo.

7. Los niños son más propensos al contagio

Verdadero. No es que los piojos prefieran las cabezas de los niños, pero si son los más afectados por estos parásitos ya que los niños son quienes más contacto físico directo tienen con otros niños. En particular los mas afectados con los niños menores de 10 años.

8. Las liendres también son contagiosas

Falso. Las liendres no son contagiosas ya que no pueden desplazarse, están fijas adheridas al cabello, solo podrían contagiar una vez que eclosionen y ya sea piojos.

9.  Los piojos se transmiten de animales a personas

Falso. Cada especie tiene su propio tipo de piojos, los piojos de animales no pueden colonizar humanos, de la misma manera que los piojos humanos no pueden colonizar animales.

10. Los piojos pueden provocar enfermedades peligrosas

Falso. Los piojos no son trasmisores de enfermedades, por lo que no representan grandes riesgos para la salud pública. Su presencia solo conlleva molestias ocasionada por el picor y en algunos casos alergias.

11. Los piojos pueden vivir fuera del cuero cabelludo

Verdadero. Como comentamos los piojos pueden vivir entre unas 24 y 48 hs fuera del humano, por eso recomendamos la higiene en todos los artículos que puedan haber estado en contacto con ellos como peines, sábanas, mantas, adornos del pelo, etcétera.

12. Los piojos pican al morder el cuero cabelludo

Falso. El picor es generado por las secreciones  que segregan los piojos, el cuerpo nos avisa provocando la picazón. En particular la sustancia salivosa que secretan para adherir las liendres a los cabellos puede provocar irritación, inflamación o incluso granos y alergias.